APRUEBAN PRÉSTAMO DE U$ 65 MILLONES PARA PRODUCCIÓN AGRÍCOLA

En el plenario del parlamento nacional, aprobó el decreto económico que asciende a los 65 millones de dólares, otorgado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para el desarrollo de un programa que mejorará la productividad en Nicaragua.

La iniciativa de ley fue remitida por el Presidente Daniel Ortega, con carácter de urgencia y tiene por objetivo mejorar el acceso al financiamiento de empresas y proyectos productivos.

Los recursos financieros estarán dirigidos a los ministerios que brindan asistencia técnica a los productores como el Ministerio de La Economía Familiar, Ministerio de Industria y Comercio, la Superintendencia de Bancos, entre otras instituciones.

Foto: ABC color

FacebookTwitterWhatsAppCompartir

SEQUÍA “DEPRIMIÓ” AL AGRO EN CORREDOR SECO

En Estelí, excepto en algunas zonas montañosas, no se cosechó ni una sola mazorca de maíz en el 2014, a pesar de que en ese mismo departamento, según el IV Censo Nacional Agropecuario, Cenagro 2011, realizado en el ciclo productivo 2010-2011, se sembraron 12 mil 792 manzanas con ese grano.

Estelí no es un gran productor de maíz como Nueva Segovia, donde se sembró un total de 29 mil 268 manzanas de ese grano en el periodo en que se realizó el Cenagro, sin embargo, es un ejemplo de cómo afectó a varios departamentos la sequía más fuerte y prolongada de la historia de Nicaragua que se vivió en el 2014.

Justo Pastor Mendoza, presidente de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos, UNAG, de Estelí, es categórico al señalar que en ese departamento no se cosechó ni maíz ni frijoles en el subciclo de primera de 2014. En ese ciclo es cuando se siembra más maíz porque es un cultivo que requiere de mayor cantidad de agua; mientras que, según el productor, la cosecha de frijol se recuperaría en el subciclo de postrera.

Mendoza expuso que ese departamento solo produce este grano para su autoconsumo. Y a pesar de que minimizó el efecto que podría tener el no haber cosechado nada en el 2014 en el abastecimiento del producto, admitió que los estelianos tendrán que comprarlo en otras zonas productivas del norte del país como Jalapa y Quilalí o hacer las tortillas con sorgo, un producto que en determinadas áreas sustituyó al llamado grano de los dioses: el maíz.

Resultados

A Álvaro Fiallos, presidente de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos, UNAG, no le gusta generalizar sobre los problemas que causó el fenómeno climático en la producción agrícola de Nicaragua.

Fiallos manifestó que “la sequía se prolongó en todo el corredor seco de Nicaragua y un poco más allá”, y la situación de Estelí se podría trasladar al resto de departamentos que vivieron en carne propia aquellos días secos y calurosos. Planteó que en vez de hablar de sequía hay que hablar de condiciones anormales de lluvias porque en otros territorios también hubo excesos de precipitaciones.

En Estelí, subrayó Mendoza, hubo 10 meses de sequía, seis de verano más cuatro meses del periodo de invierno sin lluvias. Eso quiere decir que en el corredor seco en el 2014 solo llovió durante dos meses, sostuvo el agricultor.

“El balance nacional (del ciclo productivo 2014-2015) para nosotros fue muy satisfactorio por todas las condiciones que pasamos. Nosotros pensamos que la producción iba a ser un desastre, con la sequía, lo más grave fue que se pegó con el final del verano, de modo que no tuvimos lluvias desde noviembre o diciembre del año anterior (2013) hasta agosto o septiembre del año pasado (2014)”, analizó Fiallos.

Mendoza, a pesar de que expresó que los productores se ayudaron entre ellos mismos para satisfacer sus problemas de escasez de alimentos, admitió que pasaron dificultades a causa de la sequía.

“No todos los productores dejan sus reservas… Sí pasamos dificultades”, asintió el representante de la UNAG en Estelí.

¿Dónde fue lo más duro de la sequía? “Toda la zona central de la zona seca que va desde Carazo pasa por San Francisco Libre, parte de Boaco, Estelí, Madriz; el norte de León y Chinandega y un poco al sur de Jinotega y Nueva Segovia. Ahí la sequía fue mucho más fuerte”, describió Fiallos.

El año del sorgo

Mendoza dijo que los productores decidieron sembrar sorgo en vez de maíz. En varios departamentos, productores agrícolas han expresado que el sorgo fue un paliativo ante el fenómeno climático.

“En todas partes aquí (Estelí) la gente sembró sorgo. Y el sorgo se dio bien, bien”, reafirmó Mendoza, añadiendo que ese cultivo a pesar de la sequía tuvo rendimientos promedio de 30 quintales por manzanas.

Frijol se recuperará

“Ya la cosecha (de frijol) del subciclo de apante está bastante avanzada y esperamos que para la primera o segunda semana de marzo los volúmenes se estabilicen un poco más”, aseveró Álvaro Fiallos.

END