FAMILIA DE POLICÍA JULIO CÉSAR NARVÁEZ EN ESPERA DE PENSIÓN

A la espera de una pensión de parte de la Policía Nacional se encuentra la madre del inspector Julio César Narváez, quien junto al oficial Howard Urbina murieron en una balacera con delincuentes en el barrio San Luis de Managua el pasado 26 de enero.

La madre Julio César, Sara Valle, aseguró que su nuera es quien todavía realiza gestiones para conseguir la pensión, pues la pareja procreó a dos hijos.

Continúa leyendo FAMILIA DE POLICÍA JULIO CÉSAR NARVÁEZ EN ESPERA DE PENSIÓN

FacebookTwitterWhatsAppCompartir

A JUICIO LOS ACUSADOS DE MATAR A POLICÍAS

El Ministerio Público ha presentado las prueba, con las que pretende desvirtuar la presunción de inocencia de los acusados Paúl Emerson Jaen Leal y Víctor Morales Blanco, a quienes se les imputa los delitos de Asesinato en perjuicio de los oficiales de policía Howard Antonio Urbina y Julio César Narváez, además del delito de Asesinato Frustrado en prejuicio del también oficial Oliver Chow. El ministerio también les acusa de Robo Agravado y Posesión Ilegal de Armas de Fuego.

Los acusados iniciaron su intervención usando textos basados en la biblia.

Entre las pruebas que dará la fiscalía están las Testimoniales de Víctimas y Testigos, Pruebas Periciales como dictámenes médicos post mortem, dictámenes Químicos y de Balística.

Para la judicial Indiana Gallardo, Juez Noveno Penal de Audiencia; estos son elementos de convicción suficientes, por lo que eleva la causa para juicio, a realizarse en marzo 2017.

Por su parte Álvaro García, abogado defensor de Morales Blanco, pidió a la judicial que la que se ordena la integración de los  videos de las cámaras de seguridad de una empresa del sector de Barrio San Luis,  en donde se grabó todo lo sucedido. Además el abogado afirma que su defendido es inocente: “El no privó de la vida a ningún policía, porque no es peligroso, no tiene antecedentes penales”.

 

Según Balística, los casquillos encontrados coincidían en su mayoría, con las armas del acusado Morales Blanco y el occiso Diógenes Medina.

VIVIENDA Y PENSIÓN DE POR VIDA PODRÍA RECIBIR FAMILIA DE POLICÍAS MUERTOS

Una vivienda digna y una pensión de por vida es lo que podrían recibir de la institución policial, familiares de los dos policías caídos en cumplimiento del deber el pasado 26 de enero en el barrio San Luis, de la capital.

La familia del Sub-inspector Julio César Narváez, uno de los fallecidos está pasando días difíciles, especialmente su hijo de 4 años, que en lo único que piensa es en convertirse en policía para conocer a los asesinos de su padre.

“El niño está mal, cada día le dice a la mamá: `Mamá, avísame cuando mi papá venga´. Es duro para mí y ni hija oír las palabras de mi nieto. No quiere comer, mi nieto no desayuna, no almuerza, no cena”, dijo Carolina Pérez, suegra del Sub-inspector.

Pérez defendió el actuar de los oficiales que golpearon a los delincuentes, acusados de asesinato de su yerno.

“Los golpes se curan, a ellos se les va a curar, sus hijos los van a ver, ellos van a ver crecer a sus hijos, más mi yerno… nosotros no tenemos poder para revivirlo. Por qué ellos se lamentan tanto por los golpes, por qué los mataron, si no tenían ningún derecho de quitarle la vida”, expresó.

La familia de Narváez, expresó que la jefatura de la Policía Nacional, les hizo varias promesas, entre ellas una vivienda y manutención para los niños.

El segundo oficial muerto es Howard Urbina. Mañana se cumple una semana de este hecho que enlutó no sólo a dos familias, sino al país por el ataque a quienes garantizan la seguridad de los nicaragüenses.

POLICÍAS RECIBIRÁN CAPACITACIÓN ESPECIAL PARA FORTALECER TÉCNICAS

El gobierno de Nicaragua informó que la Policía Nacional desarrollará un programa de capacitación especial para perfeccionar sus técnicas de enfrentamiento a la criminalidad y para fortalecer la seguridad.

La capacitación a policías iniciará en los próximos días y surge tras el suceso ocurrido el jueves pasado, cuando dos oficiales de la institución resultaron muertos en un balacera  con una banda delincuencial en el Barrio San Luis, en Managua.

“Nuestro Comandante Daniel ha instruido a la Policía Nacional a desarrollar todo tipo de capacitaciones, de manera permanente, cursos intensivos para perfeccionar las técnicas de nuestros hermanos policías en la lucha, en el combate contra la criminalidad y sobre todo en la lucha para preservar y fortalecer la seguridad de todas las familias nicaragüenses”, dijo Murillo.

FAMILIARES DE POLICÍAS DEMANDAN MEJORÍA DE SALARIO A OFICIALES

Luego de los recientes acontecimientos donde perdieron la vida dos agentes de la Policía Nacional colocaron nuevamente a este institución en el ojo del huracán. 

Según relataron algunos familiares de los Policías caídos en el cumplimiento de su deber, el salario de estos agentes, oscilaba en unos 7 mil córdobas al mes.

Al respecto, Sara valle, madre del subinspector Julio Cesar Narváez, demandó mejoría del salario de los oficiales, pues la historia se repitió con su hijo, ya que su padre fue del Ejército de Nicaragua y murió en una emboscada en Yalí cuando Julio César tenía 4 años, la misma edad en la que deja en orfandad a uno de sus dos hijos.

La madre de Julio Cesar recomienda a la institución policial no recargar y presionar de trabajo a los oficiales. El sepelio de Narvaez será enterrado este sábado en el cementerio periférico.