BERNARDO TERCERO SIN FECHA PARA EJECUCIÓN

El abogado Walter Long, quien defiende al nicaragüense Bernardo Tercero continúa luchando por que la Corte de Texas revoque la sentencia de pena de muerte a Tercero, quien fue declarado culpable de asesinar a Robert Berger en una lavandería de Houston, el 31 de marzo de 1997.

Long no pudo demostrar que Bernardo era menor de 18 años cuando ocurrió el hecho y tampoco convenció a la Corte a la testigo Sylvia Cotera, quien aceptó que había ofrecido testimonio falso.

La ejecución de Bernardo se había fijado para el 26 de agosto de 2015, pero un día antes la Corte de Texas la suspendió temporalmente, sin embargo, el pasado miércoles 17 de mayo, esta revocó la suspensión de la aplicación de la pena mediante inyección letal.

El nicaragüense está recluido en la cárcel Polunsky Unit, y todavía no tiene fecha de ejecución. Sería un juez de la Corte quien fije nuevamente una fecha.

FacebookTwitterWhatsAppCompartir

LEVANTAN SUSPENSIÓN DE CONDENA A MUERTE A NICA BERNARDO TERCERO

Un tribunal de Texas levantó la suspensión temporal de ejecución al nicaragüense Bernardo Tercero, cuya condenada a muerte fue suspendida un día antes de suceder en agosto de 2015.

Tercero, de 40 años, fue condenado por asesinar en marzo de 1997 a Robert Berger durante un atraco a una lavandería de la ciudad de Houston, en Texas (Estados Unidos). Según Tercero, Berger trató de despojarlo de su pistola y durante el forcejeo el arma se disparó accidentalmente, pero los testigos declararon que lo asesinó a sangre fría.

El estado pretendía ejecutarlo el 26 de agosto de 2015, pero el Tribunal de Apelaciones Penales de Texas bloqueó la orden un día antes de la fecha prevista después de que una mujer llamada Sylvia Cotera de origen mexicano que había testificado contra él se retractara de su declaración.

Sin embargo, ese mismo tribunal levantó esa suspensión tras concluir que el testimonio de la mexicana sí es creíble.

La ejecución de Tercero suscitó una fuerte reacción en Nicaragua, el presidente Daniel Ortega, pidió mediante una carta a su entonces homólogo estadounidense, Barack Obama, suspender la ejecución del nicaragüense.

Incluso la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) también pidió detener la ejecución y la activista Bianca Jagger, exesposa del cantante Mick Jagger y nicaragüense de nacimiento, se implicó personalmente en la campaña para salvar la vida de Tercero.

 

PRESIDENTE DE TURQUÍA APROBARÍA “SIN DUDAR” LA PENA DE MUERTE

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, afirmó este sábado que tras una posible reforma constitucional, aprobaría “sin dudar” el texto que restablecería la pena de muerte.

“Las familias de los mártires, las familias de nuestros héroes no deben inquietarse. Creo, si Dios lo quiere, que el Parlamento hará lo necesario sobre nuestras exigencias sobre la pena capital luego del 16 de abril”, declaró Erdogan, agregando que él aprobaría el texto “sin dudar”.

Desde el fallido golpe del 15 de julio, el presidente repitió en varias ocasiones que aprobaría el restablecimiento de la pena capital en caso del voto en ese sentido del Parlamento.

Para ganar el referendo, cuyo resultado se anuncia ajustado, Erdogan necesita los votos del electorado nacionalista, mayoritariamente favorable al restablecimiento de la pena capital para castigar los crímenes de naturaleza “terrorista”.

FILIPINAS SE ENCAMINA HACIA LA PENA DE MUERTE

La campaña del presidente filipino Rodrigo Duterte por el restablecimiento de la pena de muerte salvó un obstáculo en el Congreso, donde el proyecto de ley -considerado “inhumano” por la oposición- recibió respaldo.

El texto contempla bajar a los 9 años la edad de responsabilidad penal y es uno de los pilares de la guerra emprendida por el Presidente contra la droga, que ha causado más de 6 mil 500 muertos.

Una mayoría de los diputados de la Cámara Baja adoptó el texto en segunda lectura el miércoles por la noche. Se necesita un voto en tercera lectura para su adopción, prevista la semana que viene. No se debatirá más y su aprobación es una mera formalidad.

El Senado, dominado por los simpatizantes de Duterte, adoptará un texto similar. “Hemos superado la principal dificultad”, declaró a la AFP el diputado Reynaldo Umali, defensor del restablecimiento de la pena capital 11 años después de su abolición.

La oposición ha puesto el grito en el cielo por considerar que podría desembocar en la ejecución de inocentes, entre otros factores debido a la corrupción del sistema judicial. “Esta decisión es inhumana, vergonzosa y burdamente irrespetuosa”, declaró el sacerdote Jerome Secillano, secretario de relaciones públicas de la conferencia episcopal católica, en un comunicado.

“Los criminales tienen que ser castigados y las víctimas ayudadas, pero el castigo no debe ser la muerte. A causa del mal funcionamiento y los defectos de nuestro sistema penal, el riesgo de que personas inocentes acaben siendo víctimas de errores judiciales es muy alto”, agregó.

PACQUIAO PROPONE REIMPLANTAR LA PENA DE MUERTE EN FILIPINAS

El senador y campeón filipino del boxeo, Manny Pacquiao, presentó este miércoles ante la Cámara Alta de Filipinas tres propuestas de ley con las que pretende reimplantar la pena de muerte en el país.

La iniciativa del boxeador, elegido senador en los comicios del pasado 9 de mayo, establece la pena capital para los crímenes atroces, incluidos los relacionados con las drogas, según el diario local Manila Bulletin.

El proyecto legislativo surge después de la reunión que el pugilista mantuvo el pasado lunes con el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, otro partidario de levantar la moratoria que impuso en 2006 la entonces jefa del Estado, Gloria Macapagal Arroyo.

“Duterte realmente quiere que se vuelva a imponer la pena de muerte, y por supuesto, yo también lo quiero”, declaró Pacquiao.

“Estoy preocupado porque soy padre. Me preocupa que los crímenes y las drogas no se resuelvan. Quizás, es mi opinión, si tuviéramos otro presidente distinto y la campaña antidrogas no fuera tan intensa, no hubiéramos sabido cómo de grande es el problema que tiene Filipinas con las drogas”, dijo el senador.

“EL CHAPO” NO SERÁ CONDENADO A MUERTE EN EE.UU.

El capo Joaquín “El Chapo” Guzmán no puede ser condenado a pena de muerte en EE.UU. si México lo extradita a ese país, ya que la Constitución mexicana prohíbe dicha condena y así está establecido en el tratado de extradición bilateral, dijo hoy a Efe una fuente de la Fiscalía.

A los ciudadanos mexicanos que sean requeridos vía extradición no se les puede aplicar la pena de muerte, es una de las condiciones establecidas en el tratado, señaló.

El director general de Procedimientos Internacionales de la Fiscalía, José Manuel Merino, detalló además en entrevista con el diario El Universal divulgada este martes que en la petición de extradición que procede de Texas “EE.UU. se compromete a sólo procesarlo, pero no aplicarle la pena de muerte”.

Explicó que el trámite que les asegura el respeto de dicha garantía por EE.UU. “se hace mediante una nota diplomática que se presenta ante la Secretaría de Relaciones Exteriores”, en la cual una vez que Guzmán sea entregado en extradición ellos se comprometen a no ejecutar una pena de muerte.

Y que el artículo 22 de la Carta Magna prohíbe las penas de muerte, de mutilación, los azotes, los palos, el tormento de cualquier especie, entre otras “penas inusitadas”.

El pasado fin de semana quedaron sentadas las bases para el inicio del proceso de extradición a Estados Unidos después de que la Interpol formalizara las dos órdenes de aprehensión con fines de extradición emitidas contra el líder del cártel de Sinaloa, recapturado el viernes pasado.

EFE

IRÁN VATICINÓ LA CAÍDA DEL GOBIERNO DE ARABIA SAUDITA TRAS LA EJECUCIÓN DE LÍDER CHIÍTA OPOSITOR

El ayatolá Ahmad Khatami, uno de los clérigos más importantes de Irán, pronosticó que la familia saudita caerá tras la la ejecución del líder chiita saudita Nimr Baqer al Nimr, consignó la agencia de noticias Reuters.
 
Khatami denunció la ejecución y consideró que podría desembocar en el derrocamiento del gobierno de Arabia. Para el ayatolá, la muerte refleja la naturaleza “criminal” de la familia gobernante en Riad.
 
Arabia Saudita pagará un “precio elevado” por la ejecución del líder chiita dijo por su parte el vocero del ministerio iraní de Relaciones Exteriores, Hossein Jaber Ansari, citado por la agencia Irna.
 
“El gobierno saudita apoya por un lado a los movimientos terroristas y extremistas y al mismo tiempo utiliza el lenguaje de la represión y la pena de muerte contra sus opositores internos. Pagará un precio elevado por esta política”, dijo Jaber Ansari tras la ejecución de 47 personas condenadas por “terrorismo” en Arabia Saudita, entre ellas el clérigo Nimr.
 
 
Al Nimr fue detenido en julio de 2012 por apoyar los disturbios contra las autoridades saudíes que estallaron en febrero de 2011 en la provincia de Al Qatif, en el este del país y de mayoría chiíta
Reuters
“La ejecución de una personalidad como el jeque Al Nimr que únicamente tenía objetivos políticos y religiosos sólo demuestra la falta de sabiduría y la irresponsabilidad” del gobierno saudí, añadió el vocero.
 
Por su parte, la sección estudiantil de la milicia Basidji, que depende de los Guardianes de la Revolución, la unidad de élite del ejército iraní, convocó una manifestación el domingo frente a la embajada de Arabia Saudita en Teherán.
 
 
 
El jeque Nimr al Nimr, de 56 años, era muy crítico con la dinastía sunita Al Saud. También fue el líder de un movimiento de protesta que empezó en 2011 en el este del país, donde vive la mayor parte de la minoría chiíta.
 
Esta comunidad, que se concentra en la Provincia Oriental, se siente marginada en este país mayoritariamente sunita.
 
 
Su condena a muerte levantó un fuerte malestar entre la comunidad chiíta saudita y fue también criticada por importantes ayatolás de Irán, la potencia chiíta rival de Arabia Saudita
AP
Nimr fue condenado a muerte en octubre de 2014 por “sedición”, “desobediencia al soberano” y “porte de armas” por un tribunal de Riad especializado en casos de terrorismo.
 
Irán, una potencia chiíta que tiene relaciones conflictivas con Arabia Saudita, ha advertido varias veces a Riad de las consecuencias de la ejecución del líder chiíta.
 
Ira de la juventud
La ejecución del jefe religioso chiita saudita podría provocar la “ira de los jóvenes” de esta comunidad minoritaria en el país, alertó el sábado llamando a la calma Mohammed al Nimr, el hermano del ejecutado.
 
“Esta acción provocará la ira de los jóvenes” chiitas en Arabia Saudí, declaró al Nimr, agregando que espera que se produzca “un movimiento de protesta pacífico”.
 
Para Mohammed al Nimr la ejecución de su hermano envía un “mensaje fuerte pero negativo”. “Habrá reacciones negativas en el interior del reino y en el extranjero, pero esperamos que sean pacíficas”, dijo.
 
 
INFOBAE

ONU PIDE POR UN POETA QUE ARABIA SAUDITA DECAPITARÁ POR RENEGAR DEL ISLAM

El poeta Ashraf Fayad tiene 35 años y fue condenado a muerte por apostasía. El gobierno de Arabia Saudita lo acusa de negar el Islam y, por ese motivo, expertos de la ONU en Derechos Humanos solicitaron que se frene la ejecución.
 
Sus familiares y amigos denuncian que se trata de una venganza de la Mutaween (la policía religiosa saudí) por relatar en su libro de poesía “Instrucciones en el interior”, publicado en 2008, sus experiencias como refugiado. También por grabar actos violentos perpetrados por las autoridades.
 
El relator especial de la ONU sobre ejecuciones extrajudiciales o arbitrarias, Christof Heyns, afirmó que el poeta fue condenado por ejercer su derecho a la libertad de expresión, recalcando que una decisión así es “deplorable”.
 
Fayad fue detenido por primera vez por la Policía religiosa saudí en agosto de 2013 “por insultar a Dios y al Profeta”, así como por distribuir un libro de poemas que “incitaba al ateísmo”.
 
Cinco meses después, en enero de 2014, Fayad volvió a ser arrestado y lo condenaron a 800 latigazos y cuatro años de prisión. El escritor decidió apelar esta sentencia y, en respuesta, un juez lo condenó a muerte al término de un proceso en el que Fayad no contó con representación legal porque las autoridades le quitaron su identificación al detenerlo.
 
 
“Me han acusado de ateísmo y de extender pensamientos destructivos para la sociedad”, expresó Fayad en declaraciones al diario The Guardian.
 
Por su parte, el relator sobre libertad de expresión, David Kaye, dijo que “una respuesta tan violenta ante una forma legítima de opinión y expresión tiene como efecto provocar temor en toda la sociedad saudita”.
 
 
 
Sus amigos denunciaron que, cuando la Policía religiosa fue incapaz de demostrar sus acusaciones en un primer momento, comenzaron a increpar al escritor por fumar y llevar el pelo corto. Después, dos agentes declararon en el juicio que el autor había insultado a Dios en público. Fayad negó todas esas acusaciones.
 
Arabia Saudita ejecutó a más de 150 personas en 2015. Según Amnistía Internacional es la cifra más alta en el país desde 1995. La mayoría de las ejecuciones son a través de decapitaciones, a veces en público.
 
 
Ali al-Nimr
El caso de Ali al-Nimr
Lo sucedido con Ashraf Fayad se suma al caso del joven Ali al-Nimr, quien tenía 17 años cuando participó en manifestaciones antigubernamentales.
 
De acuerdo a lo que informa El Confidencial, su corta edad no impidió que los jueces del Tribunal Penal Especial y la Corte Suprema de Arabia Saudita hayan ratificado la sentencia de muerte contra él. El activista ahora espera ser decapitado. Luego su cadáver se exhibirá públicamente.
 
Ali al-Nimr fue condenado por “romper la lealtad hacia el líder” y por “participar en un número de marchas, manifestaciones y reuniones contra el Estado y repetir algunos cánticos contra el Estado”.
 
También por utilizar un teléfono móvil para incitar a la protesta y por dar refugio a personas perseguidas por la policía saudita y ayudar a fugitivos a escapar durante redadas de las fuerzas de seguridad. Él negó todos los cargos y aseguró que sufrió torturas y malos tratos.
 
INFOBAE

PRESIDENTE OBAMA CONSIDERA “MUY PREOCUPANTE” LA APLICACIÓN DE LA PENA DE MUERTE EN EEUU

El presidente de EE.UU., Barack Obama, considera “muy preocupante” la aplicación de la pena de muerte en su país, aunque evita posicionarse explícitamente en contra, según una entrevista publicada hoy.

“Hay crímenes tan inaceptables, que entiendo que la sociedad necesite mostrar su indignación. Así que no me he opuesto, en la teoría, a la pena de muerte, pero en la práctica su aplicación es muy preocupante”, declaró Obama a The Marshall Project, una web especializada en información de justicia penal.

Obama citó el “prejuicio racial”, la “ineficiencia” del sistema, las inyecciones defectuosas o la condena de inocentes como algunos de los motivos que lo han llevado a dudar de la pena capital.

“Sabemos de personas en el corredor de la muerte que han sido liberadas porque se ha demostrado que eran inocentes”, afirmó el presidente.

“Sabemos -prosiguió- de casos recientes en los que la aplicación de la pena de muerte no ha sido rápida y sin dolor, sino más bien torpe y espantosa. Todo esto me ha llevado a expresar algunas reservas importantes”.

Obama abogó, además, por “un examen profundo de la pena de muerte” dentro de la reforma del sistema de justicia penal que su Gobierno quiere emprender.

El mandatario quiere que el Congreso empiece por aprobar, este año, una reducción de penas a los condenados por delitos no violentos relacionados con las drogas, que afectan principalmente a los hispanos y a los afroamericanos en EE.UU.

Obama ya mostró hace un año sus reservas con la pena de muerte tras una serie de ejecuciones fallidas en Arizona, Ohio y Oklahoma, y desde entonces la mayoría de estados han suspendido de manera indefinida la aplicación del castigo capital.

Además, algunos magistrados del Tribunal Supremo de Estados Unidos ya han iniciado un debate público acerca de la idoneidad de mantener la pena de muerte en el país.

En Estados Unidos han sido ejecutados 1.418 presos desde que el Tribunal Supremo, precisamente, reinstauró la pena de muerte en 1976 y cerca de 3.000 esperan su turno en el corredor de la muerte de los 32 estados -de 50- en los que sigue vigente la pena capital.

Según un sondeo difundido esta semana, el 61 % de los estadounidenses aún apoya la pena de muerte, lejos del 80 % que alcanzó hace un par de décadas, mientras que un 37 % está ahora en contra.

END

OKLAHOMA SUSPENDIÓ LA EJECUCIÓN DE UN PRESO CONDENADO A MUERTE

La gobernadora Mary Fallin emitió una suspensión de 37 días, porque persisten dudas sobre uno de los productos utilizados en la inyección letal. En el comunicado, argumentó que el estado necesita tiempo para abordar cuestiones sobre el uso de acetato de potasio y garantizar que “se está cumpliendo totalmente con los protocolos aprobados por los tribunales federales”.

Aunque la gobernadora dice haberse basado en el método para aplicar la pena capital, hoy se conoció que el papa Francisco envió una carta para pedir, justamente, que se suspenda la ejecución.

Ayer, una solicitud similar del Papa no prosperó. Es que las autoridades de Georgia ejecutaron a Kelly Gissendaner, pese a que Francisco había pedido que le fuera conmutada la pena capital.

Durante su gira por EEUU la pasada semana, Francisco hizo un llamamiento ante el Congreso para poner fin a la pena de muerte.

Glossip fue arrestado en 1997 por su conexión con el asesinato de Barry Van Treese, un hombre que fue golpeado hasta morir en un motel de Oklahoma del que era dueño. Justin Sneed confesó haber asesinado al hombre pero señaló que había actuado bajo órdenes de Glossip, encargado de reparar averías en el hotel. Sneed fue condenado a cadena perpetua sin derecho a libertad condicional y Glossip fue sentenciado a muerte.

Su caso inspiró la película Dead Man Walking. Allí Susan Sarandon, de 68 años, personificó a la hermana Helen Prejean. La actriz se involucró tanto con la trama que hizo campaña para salvarlo.

INFOBAE