OTTO RECOBRA FUERZAS Y SE VUELVE HURACÁN CATEGORÍA 1

 

La tormenta tropical Otto, que se había degradado la madrugada de este miércoles, recobró fuerzas nuevamente y se convirtió en huracán categoría 1, horas antes de ingresar al territorio nacional.

Otto se encontraba por la mañana con vientos máximos sostenidos de 70 millas por hora (110 km/h), según informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU; no obstante se esperaba que el fenómeno aumentará su intensidad nuevamente y evolucionara.

“El huracán hasta el momento posee vientos de 75 millas por hora, es decir 120 km por hora con ráfagas más altas y se espera que se fortalezca antes que llegue a tocar tierra , al sur de Nicaragua y norte de Costa Rica”, informó el Experto en Fenómenos Naturales, Agustín Moreira a 100%Noticias.

El huracán se encuentra en estos momentos a 185 kilómetros al este sureste de Bluefields,Nicaragua, con una velocidad de rotación de 8 millas por hora.

En Nicaragua, el gobierno mantiene bajo alerta roja la zona comprendida entre el Caribe Sur, Zelaya Central, Chontales y Río San Juan, además que suspendió las clases en todo el país a partir del jueves hasta el domingo 27 de noviembre.

Ante el impacto de este fenómeno meteorológico, el Gobierno tiene previsto evacuar a 10,570 personas en el Caribe Sur.

FacebookTwitterWhatsAppCompartir

MERCURIO PASARA ENTRE LA TIERRA Y EL SOL

El primero en 10 años, se trata del paso de Mercurio entre la tierra y el sol, mejor conocido como el transito. Según el científico Jaime Incer Barquero el fenómeno tendrá una duración entre 6 a 7 horas que será visible en casi todo el mundo.

El fenómeno que se apreciara en próximo lunes probablemente no se podrá ver en Nicaragua debido a las condiciones climáticas actuales, aseguró Incer. Los aficionados podrán seguir el trayecto de Mercurio que aparecerá como un pequeño disco negro desplazándose por delante del astro.

Para poder ver este espectáculo se tendrá que contar con instrumentos astronómicos debido a que a simple vista no podrá verse. Además los instrumentos son requeridos para evitar afectaciones en la vista.

LA NIÑA PROVOCARÍA INUNDACIONES EN ALGUNAS ZONAS DE NICARAGUA

Dado las altas probabilidades del establecimiento del fenómeno de La Niña a finales de mayo del 2016, luego de 2 años de sequía por el fenómeno del Niño, el geólogo Dionisio Rodríguez no duda en asegurar que este año habrán inundaciones en ciertas zonas de Nicaragua.

Para la capital, Rodríguez recordó que los puntos críticos siguen siendo los mismos, por ello hizo un llamado a alejarse de cauces o sitios que siempre se caracterizan por inundarse en cada invierno.

Te interesa: AGUACERO Y FUERTES VIENTOS AFECTAN A DOS VIVIENDAS EN EL SAUCE

”Debemos tomar precauciones porque hay puntos críticos en Managua donde de presentarse un fenómenos natural podrían haber estragos”, alegó.

Asimismo, el ambientalista Kamilo Lara valoró que si bien los puntos críticos se han reducido en la capital, instó a tomar conciencia en no tirar basura en los cauces para que el agua pluvial corra libremente.

”No tiremos la basura en los cauces para no atascar los sistemas de drenaje”, comentó.

Lara agregó que Managua es una ciudad muy vulnerable a los fenómenos naturales.

Cauces desbordados por lluvias
Cauces desbordados por lluvias
Barrios capitalinos vulnerables ante inundaciones
Barrios capitalinos vulnerables ante inundaciones

 

 

100% Noticias

LA NIÑA PROVOCARÍA DESLAVES Y DERRUMBES EN INVIERNO

El fenómeno climatológico conocido como La Niña, sumado al voraz despale en el país, podrían provocar deslaves y derrumbes en este invierno, advirtieron especialistas.

Según el experto en fenómenos naturales, Agustín Moreira, la Niña entrará en agosto y se extenderá hasta noviembre.

”Las siembras se verá afectadas por el exceso de agua, y podrían ocurrir deslaves por la reforestación”, dijo Moreira.

Los detalles en este vídeo:

BROTE DEL ZIKA PROVOCADO POR EL NIÑO

El brote de zika está influenciado por  el fenómeno El Niño, pero no por las fuertes lluvias que provoca,  sino, al contrario, por las severas sequías sufridas en el noreste  de Brasil, según un estudio de la Universidad de Haifa (Israel) y el  Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades.

“Muchos medios hablan del vínculo entre las fuertes lluvias y  tormentas y la expansión del virus. Pero lo que hemos averiguado, aunque de momento con resultados provisionales, es que hay mucha más  relación entre los lugares donde surgen brotes de zika y las sequías  prolongadas”, explicó la profesora Shlomit Paz. “Hay varios estudios de hace unos años que ya muestran que en esa  zona, en épocas de sequía persistente, hay un incremento del  almacenamiento de agua en las casas”, indicó la investigadora, del  departamento de Geografía y Estudios Medioambientales de la  universidad y que, junto con el profesor Jan Semenza, es coautora de  informe que publica este mes la revista “The Lancet”.

BUENAS CONDICIONES

Añadió que esos depósitos líquidos y tanques de agua “crean un  muy buen clima para los mosquitos” y, además, “están situados cerca  de las viviendas”.

En los últimos meses se han registrado en el noreste de Brasil  muchas menos lluvias de lo habitual, en parte debido al efecto de El  Niño y también por el cambio climático. “Las principales localizaciones del zika están precisamente en  esa zona, en el noreste de Brasil, y no en la costa occidental de  Suramérica donde abundaron las lluvias”, señaló Paz.

Agregó que “ocasionalmente se espera que aumente la población de  mosquitos en lugares donde hay fuertes lluvias, pero esto depende  del medioambiente ecológico. A veces se puede observar también un  aumento de mosquitos con las sequías”.

LA RELACIÓN

“Los datos arrojan una fuerte correlación entre las condiciones  climáticas extremas: altas temperaturas en el noreste de Brasil —el  pasado año se alcanzaron las mayores registradas jamás en esa  región— combinadas con gran sequía y la aparición del zika en la  misma zona semanas después”, puntualizó.

EFE

EL NIÑO MÁS POTENTE DE LOS ÚLTIMOS 15 AÑOS HACE SENTIR SUS EFECTOS

El actual fenómeno meteorológico El Niño es uno de los más desastrosos desde 1950 y debería reforzarse hasta fin de año, provocando según las regiones inundaciones y sequías, advirtió este lunes un organismo de la ONU.

“Las graves sequías y las inundaciones devastadoras que se están experimentando en las zonas tropicales y subtropicales caracterizan el presente episodio de El Niño, el más fuerte registrado desde hace más de 15 años”, afirmó el Secretario General de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), Michel Jarraud.

El Niño, un fenómeno natural resultante de la interacción entre el océano y la atmósfera en las zonas oriental y central del Pacífico ecuatorial, “está contribuyendo a condiciones meteorológicas extremas” y “continuará intensificándose previsiblemente a finales de año”, advirtió la OMM en su último boletín.

Generalmente, los episodios de El Niño se intensifican hacia finales de año y culminan entre octubre y enero, pero pueden mantener una gran intensidad en el primer trimestre del año siguiente, antes de empezar a debilitarse.

La OMM indica que la temperatura de la superficie del agua en el Pacífico central y oriental “superará la temperatura normal en 2º C, por lo que el presente episodio de El Niño se situará entre los tres más fuertes registrados desde 1950”.

Los otros Niños más potentes desde esa fecha son los de 1972/1973, 1982/1983 y 1997/1998.

BBC

FENÓMENO ‘EL NIÑO’ SERÍA UNO DE LOS MÁS DEVASTADORES DESDE 1950

El actual fenómeno de El Niño puede convertirse en uno de los cuatro más fuertes registrados en los últimos 65 años, dijeron hoy expertos de la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

La probabilidad de que las temperaturas de la superficie del agua en las partes central y oriental del Pacífico tropical -adyacente a las costas de Centroamérica y Sudamérica- aumenten en 2 grados -o más- por encima de lo normal explica esa previsión.

Esa situación “podría hacer que se convirtiera en uno de los cuatro episodios más fuertes de El Niño desde 1950”, tras los registrados en los periodos 1972/1973, 1982/1983 y 1997/1988, indicó la OMM, una agencia científica de Naciones Unidas y autoridad en la materia.

La entidad adelantó que es altamente probable que El Niño se intensifique a finales del año.

“Históricamente, es probable que un episodio de El Niño alcance su fase máxima entre octubre y enero del año siguiente, y es frecuente que persista hasta bien entrado el primer trimestre antes de empezar a debilitarse”, explicó el organismo.

Más de la mitad de modelos de predicción indican que las temperaturas superficiales del mar alcanzarán o excederán los 2 grados por encima de la media entre octubre y diciembre.

Los efectos del episodio climático ya se hacen sentir en algunas regiones del mundo y serán más patentes, al menos, durante los próximos cuatro a ocho meses, sostuvo el jefe de la División de Servicios y Aplicaciones del Clima Mundial, Rupa Kumar Kolli.

EFE

FENÓMENO EL NIÑO PODRÍA IMPACTAR A CENTROAMÉRICA MUCHO MÁS QUE EN 1997

El fenómeno de “El Niño” (sequías prolongadas y fuertes llueves, dependiendo del lugar), que afecta a Centroamérica desde inicios de 2015 y que se prolongará hasta el año próximo, podría aumentar su intensidad y convertirse en el evento más fuerte que ha impactado a la región desde 1997.

Por ello, los países deberán tomar medidas de prevención y mitigación para resguardar al sector agrícola.

Esta es la recomendación que emitieron especialistas en meteorología, hidrología y agricultura tras conocer la perspectiva climática para el periodo de agosto a octubre de 2015, la cual fue expuesta en el Foro Climático de América Central, efectuado en Honduras.

De acuerdo con un informe elaborado por los expertos, Centroamérica continuará enfrentando condiciones muy secas especialmente en el litoral Pacífico, desde el oriente de El Salvador hasta Panamá, o con exceso de lluvias, como en algunas zonas del litoral Caribe sur centroamericano y parte del litoral Pacífico guatemalteco.

Para la consultora de la Secretaría Ejecutiva del Consejo Agropecuario Centroamericano (SECAC), Nadia Chalabi, la sequía podría afectar la producción de la agricultura de subsistencia de todo el Corredor Seco Centroamericano, especialmente las cosechas de maíz y frijol de las siembras de primera y eventualmente, las siembras de apante.

La ganadería continuará siendo afectada por la escasez de agua y de pasto, agregó, mientras que la producción frutícola y de café podrían experimentar alteraciones de floración por las temperaturas altas.

Algunas zonas de Costa Rica y de Panamá podrían presentar abundantes lluvias e inundaciones que podrían impactar la producción y el comercio de cultivos perecederos como banano, papaya y hortalizas.

En este escenario, los expertos recomiendan a los países instalar sistemas de captación de agua y de riego y utilizar variedades resistentes en las regiones donde habrá condiciones secas.

Además, aseguran que es fundamental reorganizar las fechas de siembra de los cultivos anuales, emplear sistemas de monitoreo de plagas para prevenir riesgos sanitarios y prepararse para una temporada seca que se anticipa como más intensa y prolongada.

EFE

GANADEROS DEBEN CONVERTIRSE EN AGRICULTORES PARA COMBATIR FENÓMENOS CLIMÁTICOS

Para que la ganadería nicaragüense no se vea tan afectada por fenómenos climáticos como El Niño, los ganaderos tienen que convertirse en agricultores, es decir que deben aprender a producir eficientemente el alimento que consumirá su ganado tanto en época lluviosa como en época seca.

“La ganadería nicaragüense tiene mucho potencial, están exportando productos de alta calidad y a mercados exigentes, pero para ser más eficientes, sus ganaderos tienen que convertirse en agricultores y comenzar a producir alimento para su propio ganado”, explicó Leovigildo López de Matos, investigador de la Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria, Embrapa, quien participó recientemente en el I Congreso sobre manejo, producción y conservación de forrajes organizado por la empresa Escasan.

López de Matos recomendó a los ganaderos cultivar uno de los alimentos menos costoso, la caña de azúcar. “El nutriente más importante de la caña es la sacarosa, pueden cultivar caña, con una hectárea de este rubro se puede alimentar a 40 vacas durante seis meses, es muy económico”, señaló el especialista brasileño.

Destacó que en Brasil la mayoría de los pequeños ganaderos cultivan la caña de azúcar para alimentar al ganado, lo que he permitido elevar los niveles de producción de leche y de carne por vaca. “Este alimento es muy barato, cuesta como US$26 la tonelada de materia seca, eso es bastante bajo con respecto a otro tipo de alimento”, destacó.

Joao Ricardo Alves Pereira, catedrático de la Universidad de Ponta Grosa, Brasil, indicó que los ganaderos tienen que cultivar mucho alimento en época de lluvia para ensilar y guardar el alimento.

“Nosotros hemos dejado claro que un ganadero tiene que ser un agricultor, producir maíz para ensilarlo, producir sorgo para hacer forrajes y pacas, son métodos de mayor eficiencia y menores costos para el ganadero”, explicó Alves Pereira, quien también participó en el I Congreso sobre producción y conservación de forrajes.

El sector ganadero representa el 10% del Producto Interno Bruto (PIB) del país calculado en US$11,805 millones hasta finales de 2014 y la quinta parte de las exportaciones del país incluyendo zonas francas. Muchos ganaderos sostienen que el peso podría ser mayor si se invirtiera en mejorar la productividad del sector. El año pasado, la ganadería generó más de US$800 millones, entre ventas de carne, leche, queso, cueros y hasta víscera de bovino.

Aumentar productividad
En los últimos tres años un grupo de 18 productores en Boaco logró incrementar su producción de leche y sus ingresos mediante un proyecto que mejora la nutrición y salud de las vacas que ejecuta Cattle Hub con el respaldo de Centrolac.

Rómulo Alvarado, de Cattle Hub indicó que la mayor parte de los ganaderos nicaragüenses se han acomodado en producir de manera ineficiente. “Existe una baja productividad por animal y por hectárea, 0.7 cabezas de ganado por manzana y 3 litros de vaca por leche”, señaló.

Alvarado explicó que la ganancia de peso del ganado nicaragüense es muy baja, apenas 0.8 kilogramos por día cuando lo ideal debería ser de 1.4 kilos por día. “Los ganaderos tienen que empezar a ver su finca como una empresa, tienen que tener un enfoque más administrativo, llevar registros y así saber cuánto está obteniendo de ganancias”, manifestó.

El especialista de Cuttle Hub destacó que los ganaderos tienen que buscar diferentes estrategias para guardar alimentos y que la solución está en la propia finca. “Cuando los forrajes son producidos con el propósito de alimentar ganado, deben ser cosechados en una etapa joven y ensilarlos de una manera adecuada, también pueden utilizar caña de azúcar para la época seca”, destacó Alvarado.

René Blandón, presidente de la Comisión Nacional Ganadera de Nicaragua, Conagan, coincidió con los especialistas brasileños al afirmar que ya es hora de que los ganaderos se conviertan también en productores agrícolas.  “Nosotros somos muy deficientes en productividad y es hora de despertar y comenzar a elevar los rendimientos”, explicó.

Para los especialistas brasileños existen diferentes métodos para lograr una mayor eficiencia y tener menores costos a la hora de guardar alimentos para el ganado. “Existen diferentes métodos de conservación de forrajes de maíz, sorgo y pasto. En pastel, en bunker y ahora hay un método moderno que es el silo en bolsa que tiene mayores beneficios porque el 100% del forraje guarda su capacidad nutritiva y es más higiénico”, explicó Joao Ricardo Alves Pereira, catedrático de la Universidad de Ponta Grosa, Brasil.

END

''EL NIÑO'' PODRÍA CAUSAR ESTRAGOS EN EL CLIMA LATINOAMERICANO

Las probabilidades de que se presente el fenómeno de El Niño y que este afecte a los países con costas en el océano Pacífico se incrementaron al 70 por ciento, informó el Servicio de Meteorología de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (Noaa).

La entidad climática de los Estados Unidos indicó este fin de semana, que para finales de marzo se evidenciaron condiciones ‘débiles’ de El Niño, reflejadas en las mediciones de la temperatura superficial del océano, en toda la franja ecuatorial, por encima de lo normal.

Las alteraciones presentadas durante el último mes oscilan entre los 0,6 y los 1,4 grados centígrados de más, debido a la presencia de la llamada onda Kelvin, una masa de agua más cálida que el resto del océano, que siempre se dirige de la zona de Nueva Guinea hasta Suramérica y que es característica para la definición del fenómeno de El Niño.

Vale la pena recordar que el promedio de temperatura de esas aguas superficiales es de 23 grados centígrados y todas las mediciones las reporta una red de más de 70 boyas climatológicas, instalada a lo largo del Pacífico ecuatorial, conocida como la Red–TAO (Tropical Atmospheric Ocean).

Ahora, pese a que se trata del informe de la primera autoridad mundial en los temas del clima, en este no se da certeza de si se presentaría o no el fenómeno climático.

“En este momento, también existe incertidumbre en cuanto a qué tan fuerte este evento puede llegar a ser”, dice el reporte.

En resumen, existe una probabilidad del 70 por ciento de que El Niño continúe durante el segundo y tercer trimestre de este año, aunque las probabilidades vuelven a caer al 60 por ciento para finales del tercer trimestre.

Fuente: 19 Digital