INDIGNACIÓN POR VIDEO DE SACRIFICIO DE UNA TORTUGA

Un video donde se observa cómo los pobladores sacrifican a una tortuga pese a que está viva ocasionó indignación. El acto “es muy común” aseguran los miembros de las organizaciones defensoras de animales, pese a las constantes denuncias a las autoridades y las acciones de sensibilización para detener la crueldad animal.

“Mucha gente ha estado muy enojada con la que paso y no es la primera vez que llega este tipo de denuncias” relata Ilse Díaz, quien es miembro de un organismo en el cual a diario reciben denuncias similares y lamenta que “las autoridades no proceden contra estas denuncias”, asegura.[perfectpullquote align=”right” cite=”Lee también: Circos sin animales demandan los defensores tras conocer de la muerte de un elefante” link=”http://100noticias.com.ni/circos-sin-animales-demandan-protectores-tras-muerte-de-elefante-en-circo-renato/” color=”” class=”” size=”16″][/perfectpullquote]

En la zona caribeña de Nicaragua es común la matanza de tortugas para comercializar la carne y huevos pese a que el Estado haya decretado las especies en peligro de extinción “las venden como si estvieran vendiendo cualquier tipo de productos” señala Díaz, seguido de explican que en los mercados se observan a las tortugas con su caparazón hacia abajo, bajo el sol y vivas durante largas horas y hasta días.

Incluso –señala Díaz- en el Pacífico han identificado una serie de restaurante que entre su menú figura la carne y huevos de tortuga, pese a que incurre en un delito ambiental.

FacebookTwitterWhatsAppCompartir

INVESTIGAN A HOMBRE QUE DEJABA EN LA CALLE CARNE CON ALFILERES PARA LOS PERROS

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil ha identificado e investigado —condición que anteriormente se calificaba como ‘imputado’— a C.C.G., de 79 años, como presunto autor de un delito de maltrato animal, al abandonar un trozo de carne con alfileres que comió un perro en el municipio burgalés de Huerta del Rey.

Según ha informado este viernes la Subdelegación del Gobierno en Burgos, una persona que paseaba con su perro por la calle el pasado lunes, observó cómo el animal ingería un trozo de carne abandonado en el suelo.

Al observar que el perro no se encontraba bien le llevó rápidamente a una clínica veterinaria, donde le hicieron varias radiografías que mostraban cuerpos metálicos en el estómago.

El veterinario le operó de urgencia y le extrajo una pieza de carne que enmascaraba 18 alfileres metálicos. El perro, de raza mestiza, se está recuperando tras la intervención. En las proximidades fue localizado otro trozo de carne similar al extraído del estómago del animal, con nueve alfileres clavados.

Tomado de: 20 Minutos,  para ver la información original visite: http://www.20minutos.es/noticia/2683914/0/investigado-anciano-carne-alfileres-perros/?utm_source=Facebook-20minutos&utm_medium=Social&utm_campaign=Postlink#xtor=AD-15&xts=467263

 

 

FRANCIA: ENCUENTRAN A PERRITA QUE FUE ENTERRADA VIVA

El caso de una perra enterrada viva en Carrières-sur-Seine, cerca de París, y que fue salvada por un vecino levantó una ola de indignación en Francia, donde miles de personas vieron su calvario en las redes sociales.

El animal, una dogo de Burdeos, fue descubierto el sábado pasado en un terreno baldío por un vecino que paseaba a su perro, indica Diario Tiempo.

“Su cuerpo estaba rodeado de piedras y habían atado su correa a una bolsa con escombros para evitar que se escapara”, explicó una fuente policial.

“Apenas quedaba visible la cabeza a causa de la cantidad de tierra que cubría” su cuerpo, explicó su salvador en un mensaje con fotos publicado en Facebook y compartido por más de 150.000 personas.

El vecino llamó a los servicios de emergencia y liberó al animal.

La perra, “en estado de conmoción y deshidratada”, fue trasladada a una veterinaria. La policía identificó rápidamente al dueño gracias a un tatuaje.

Castigado

Interrogado por la policía en la comisaría, el joven de 21 años negó los hechos y aseguró que el perro se había escapado. “La perra tiene más de diez años y sufre artrosis, es difícil imaginar que pueda haberse escapado así”, dijo la misma fuente.

El propietario será juzgado por actos de crueldad contra un animal y desacato, un delito pasible de dos años de cárcel y una multa de 30.000 euros. Desde el miércoles circula en internet una petición para reclamar que se aplique “la pena máxima”.

Diario Tiempo.