INSÓLITO CONTROL ANTIDOPING A UN CICLISTA PARALIZADO POR LESIÓN

El ciclista William Bonnet publicó una curiosa imagen en su cuenta de Twitter, con la que protestó contra los controles sorpresa que realiza la UCI (Unión Ciclista Internacional) a los corredores.

El francés de 33 años se recupera en su casa de una fuerte caída que lo obligó a retirarse prematuramente del Tour de France. En la tercera jornada, fue uno de los corredores envueltos en la espectacular montonera que se produjo en los últimos 50 kilómetros y tuvo que ser operado de urgencia tras sufrir lesiones severas en una vértebra cervical.

El corredor, miembro del equipo FDJ liderado por Thibaut Pinot, fue el causante involuntario de la caída masiva que acabó con el abandono de cuatro corredores y que obligó a la organización a neutralizar la carrera por falta de ambulancias.
Bonnet se llevó la peor parte, pues la caída le provocó una fractura múltiple fragmentada de la segunda vértebra cervical. “Una intervención quirúrgica rápida es fundamental para estabilizar el cuello y evitar daños neurológicos posteriores”, dijeron los médicos del equipo en aquel momento y trasladaron al corredor a un hospital de la localidad belga de Huy.
Pese a ello y a que no podrá volver a competir hasta el año que viene, la UCI decidió presentarse en su casa este viernes para realizarle un control antidopaje.

“¿Eso de un control dirigido? Fácil, yo no me muevo de casa durante tres meses. Nada de carreras antes de 2016”, escribió Bonnet en su Twitter con los papeles del test en la mano y su actual estado, completamente paralizado.

INFOBAE

FacebookTwitterWhatsAppCompartir