UN EXDIPUTADO INVOLUCRADO EN “SEXTING” CON UNA MENOR

El representante demócrata para Nueva York desde 1999 hasta 2011, Anthony D. Weiner, que protagonizó un escándalo sexual durante la campaña presidencial de Hillary Clinton el año pasado por intercambiar mensajes de texto explícitos con una menor de 15 años, se ha entregado a las autoridades del FBI esta mañana para declararse culpable de sexting.

Weiner se declararó culpable del único cargo de transferencia de material obsceno a una menor de edad, tras un acuerdo con la Fiscalía de Estados Unidos en Manhattan.

La corte federal ha estado investigando alegaciones de que, desde enero del año pasado, Weiner, de entonces 51 años de edad, intercambió mensajes sexuales explícitos con una niña de 15 años del estado de Carolina del Norte.

El ex político lloró en el tribunal mientras se disculpaba por la menor con quien compartió las imágenes y los mensajes de texto explícitos.

“Tengo una enfermedad, pero no tengo una excusa”, dijo el ex diputado demócrata.

Aunque el fallo final aún no está determinado, el juez de la causa dijo que el político deberá registrase como un “agresor sexual” y se contempla una condena de cero a diez años de prisión, lo cual significa que el acusado podría evitar terminar detrás de las rejas.

No obstante, Weiner acordó frente al juez no apelar ninguna sentencia de entre 21 y 27 meses de detención.

Con información de Infobae

FacebookTwitterWhatsAppCompartir

EEUU EXIGIRÁ VISA A QUIENES HAYAN VIAJADO A IRAK Y SIRIA EN LOS ÚLTIMOS CINCO AÑOS

Luego de los atentados en San Bernardino, California, Estados Unidos tomó medidas de forma inmediata para evitar nuevos ataques terroristas. Por eso, este martes la Cámara de Representantes aprobó un proyecto de ley para endurecer un programa que permite a viajeros de 38 países visitar el país durante 90 días sin visado, en respuesta a los atentados del 13 de noviembre en París y al ataque de la semana pasada en suelo norteamericano.
 
Con 407 votos a favor y 19 en contra, la Cámara baja dio luz verde al proyecto legislativo que negará la entrada a Estados Unidos sin visado a los ciudadanos de países como Francia, España y Chile que hayan ido a una serie de naciones, incluidos Siria e Irak, durante los últimos cinco años.
 
La nueva ley pretende endurecer los controles para los ciudadanos de 38 países que pueden entrar en Estados Unidos con el programa conocido como Visa Waiver (VWP, en inglés) y cuyos datos son revisados por las fuerzas de seguridad estadounidenses, aunque están sujetos a controles menos restrictivos que otros viajeros.
 
Ese programa permite ingresar sin visado a Estados Unidos a unos 20 millones de personas cada año.
 
“No podemos simplemente dar a la gente de otros países un acceso especial a nuestro país si no tenemos absolutamente toda la información que necesitamos para asegurarnos de que no son una amenaza para la seguridad nacional”, destacó Candice Miller, legisladora republicana promotora del proyecto.
 
 
El proyecto de ley fue aprobado por la Cámara de Representantes
El texto da autoridad al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para volver a exigir visados a aquellos países del programa Visa Waiver que no compartan información sobre sus viajeros y no colaboren de esta forma con la lucha antiterrorista.
 
Varios legisladores han expresado su intención de que algunas provisiones de este nuevo proyecto se incluyan en otra legislación sobre gasto gubernamental que quieren aprobar antes del final de la semana, consigna EFE.
 
En la Cámara alta, la senadora demócrata por California, Dianne Feinstein, ha propuesto otro proyecto con restricciones de entrada aún más duras para los países exentos de visados.
 
La semana pasada, la Casa Blanca anunció cambios en el programa de exención de visas para que se introdujeran “inmediatamente” modificaciones en la solicitud de autorización de viaje conocida como ESTA, por sus siglas en inglés, que deben cumplimentar los ciudadanos exentos de visa antes de entrar en Estados Unidos.
 
Con esa modificación, la solicitud ESTA incluirá información sobre cualquier viaje pasado del solicitante a “países que constituyen un refugio terrorista”.
 
Esta propuesta legislativa y otra aprobada por la Cámara baja el pasado 19 de noviembre para endurecer los requisitos de entrada de refugiados sirios a Estados Unidos llegan después de los ataques de París, donde murieron más de 130 personas, y el atentado de San Bernardino, que el pasado miércoles causó 14 muertos y una veintena de heridos.
 
El grupo yihadista Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) se atribuyó la matanza de París y asegura que dos de sus simpatizantes en Estados Unidos cometieron la masacre de San Bernardino.
 
Esos atentados han hecho revivir en suelo norteamericano el fantasma de los atentados del 11 de septiembre de 2001, al generar una gran preocupación por la seguridad del país y por el poder del ISIS para reclutar a ciudadanos occidentales, que pueden perpetrar atentados contra su país de origen.
 
INFOBAE