CIBERPIRATAS RUSOS INTENTARON HACKEAR EL CORREO DE HILLARY CLINTON CINCO VECES

El departamento de Estado difundió en internet un nuevo lote de varios miles de mensajes electrónicos enviados o recibidos por Hillary Clinton cuando era jefa de la diplomacia estadounidense, los cuales están en el centro de una polémica por haber utilizado exclusivamente una cuenta de correo privada. Esa cuenta, es la que intentó ser hackeada en 5 oportunidades por piratas rusos.

Según informaron, mails infectados ingresaron a la casilla de correo de Clinton en la madrugada del 3 de agosto de 2011. Los correos llevaban archivos adjuntos que podrían haber habilitado a los hackers a quebrar la seguridad cibernética de la demócrata.

Los servicios de seguridad informática analizaron los virus en septiembre de 2011 y concluyeron que las computadoras infectadas pudieron haber transmitido información a, al menos, tres servidores. Uno de ellos es ruso. De todas formas, explicaron que eso no necesariamente significa que el servicio de inteligencia ruso esté detrás del ataque.

La mayoría de los antivirus comerciales podrían haber detectado la intrusión, identificar el virus como peligroso. Sin embargo, aún no queda claro si la red del departamento de Estado advirtió el mail infectado o si protegió el servidor de la demócrata ubicado en el sótano de su casa en Chappaqua.

La difusión de los mails

Un equivalente a 6.300 páginas de mensajes de entre 2010 y 2011 y expurgados de informaciones sensibles o confidenciales, es decir 3.849 documentos, fue difundida por departamento de Estado. Se trata del quinto lote desde mayo pasado.

Los mensajes van desde asuntos triviales hasta diplomáticos. Aquellos firmados por Hillary Clinton raramente superan una línea. “¿Supiste si (Henry Kissinger) fue a China?”, pregunta Hillary Clinton a su asesor Jake Sullivan en noviembre de 2010.

“Les agradezco que me organicen una entrevista con Carol Evans para su revista”, les pide un día a sus asesores de prensa. “Siempre me la encuentro en Chappaqua y le prometí que lo haría”, dice.

En mayo de 2011, el entonces senador John Kerry le escribió desde su iPad, para contarle sobre su cena con el presidente afgano de aquella época, Hamid Karzaï.

Los mensajes de la ex secretaria de Estado son tema de controversia desde que en marzo reconoció que había usado exclusivamente una mensajería privada (hrod17@clintonemail.com) entre 2009 y 2013, prescindiendo de las casillas de orden gubernamental, a pesar de las recomendaciones oficiales.

La precandidata demócrata a la Casa Blanca insistió en que era legal actuar como actuó y durante meses se negó a entregar el servidor al FBI, pero en setiembre pidió disculpas por ello.

A fines de 2014 transmitió al departamento de Estado sus comunicaciones diplomáticas (55.000 páginas impresas, alrededor de 30.000 mensajes), a los funcionarios encargados de archivarlos y ponerlos a disposición del público.

A pedido de un periodista de Vice News, un juez ordenó que se acelerara la difusión de los mensajes y obligó al departamento de Estado a publicar un lote cada mes y todos los mensajes antes del 20 de enero de 2016.

Hillary Clinton, que encabeza los sondeos para convertirse en candidata demócrata para las presidenciales de 2016, dará el 22 de octubre explicaciones ante la Cámara de Representantes. Su esposo, el ex presidente Bill Clinton, la defendió asegurando que “nunca había visto algo tan pequeño, tan agrandado”.

INFOBAE

FacebookTwitterWhatsAppCompartir